Trabajos de Investigación >
El Chasque de la Confederación

En la Cañada de Cepeda, paraje ubicado al N.O. de la provincia de Buenos Aires, tuvieron lugar dos diferentes batallas, cada una de las cuales señaló un hito en la historia argentina.

•  El 1º de Febrero de 1820, el ejército aliado de las provincias del litoral bajo el mando de Francisco Ramírez y Estanislao López, derrotó a las fuerzas nacionales de José Rondeau, que terminó con los vínculos políticos entre las provincias del interior y el directorio de Buenos Aires, ocasionando la caída de ese gobierno.

•  El 2º hito se produjo el 23 de Octubre 1859 a las 11 de la mañana, cuando las tropas de la confederación, comandadas por Justo José de Urquiza, derrotaron al ejército del General Bartolomé Mitre, luchando por la provincia de Buenos Aires, en ese entonces con un gobierno autónomo y en las que los rosarinos se distinguieron por su valentía al ser los primeros en atacar al ejército porteño, que sufrió una cruenta derrota, de 9000 hombres sólo salieron con vida 2000, los que desde San Nicolás fueron embarcados hacia Buenos Aires.

Luego del triunfo que acompañó a las armas de la confederación, integradas por 7800 hombres, 2000 de ellos Santafecinos. A las 8 de la noche, el vecino Mariano Grandoli ( propietario de la estancia “ Los Desmochados”, luego “ Santa Casilda”) ingresó al galope a rosario dando la buena nueva, anteriormente le había tocado también traer la noticia del triunfo de Urquiza en la Batalla de Caseros.

Urquiza, persuadió a Buenos Aires para que aceptara el pacto de San José de Flores el 11 de noviembre, por el cual se establecía la incorporación de esa provincia dentro de la nación, después que el congreso hubiera sido convocado para reformar la constitución de Santa Fe de tal manera que resultara adecuada para todos los intereses. Urquiza también exigió la renuncia del gobernador de Buenos Aires, Valentín Alsina, desafortunadamente los hechos se complicaron por lo que se tuvo que luchar nuevamente en pavón (1861) antes de alcanzar la unión nacional.

Evaristo Aguirre