Trabajos de Investigación >
Los Querandíes: Nuestro pueblo originario

Cuando la expedición de Gaboto llegó a la desembocadura del Carcarañá, en 1527, vieron además de los Timbúes y Guaraníes de las islas, a los Querandíes cuyo tipo étnico parece responder a Pampa-Puelche .

Talud-Het y Diui-Het pertenecen al grupo de los Pampas Primitivos; Cheche-Het corresponden a los Guénaken o Puelches. Y todos forman los Querandíes.

Aquí nos encontramos ante un problema étnico todavía no resuelto por la antropología , respecto a los querandíes , quienes llegaban periódicamente a nuestra zona desde la Provincia de Buenos Aires y de los que se sabe muy poco. Los mejores datos que se poseen los da el alemán Schmidl, que luchó directamente con ellos, los que se pueden completar con los aportados posteriormente por otros autores.

Su economía tenía en gran parte por base el pescado, que secaban y molían en morteros de piedra para hacer harina, era cazadores de ñandú y venados, en el interior a los cuales corrían y cansaban hasta apoderarse de ellos, bebiendo entonces su sangre, ya que en tierra adentro no encontraban agua, también bebían el jugo que extraían de una variedad de cardo, no eran canoeros pese a su dedicación a la pesca con redes. Como habitaciones parece que usaban mamparas o toldos de cuero. Su vestimenta era un manto de pieles de nutrias en los hombres, y las mujeres una faldilla que le cubría hasta las rodillas, usaban el algodón que obtenían de sus vecinos Guaraníes.

Fueron estos los que los llamaron “Querandí”, que significa gente con grasa, ya que a modo de repelente contra los mosquitos se untaban con una sustancia a base de hierbas mezcladas con grasa. Usaban como armas el arco y la flecha, dardos, además de las boleadoras y especialmente la bola perdida. Las flechas era de cañas con punta de piedra de forma triangular, también usaban flechas incendiarias.

Conocían la alfarería: sus formas son sencillas, de ollas y platos sin asas en cuyo bordes aparecen motivos geométricos incisos bastante simples. De su organización social apenas se conocen algunos datos.

Se encontraron divididos en numerosos grupos, cada uno comandado por un jefe local y con territorio propio.

De sus ideas religiosas puede inferirse algo por la amenaza hecha a los franceses: “La luna os hará arrepentir”, parecen que reconocían poder de este astro.

Muy pronto en el siglo XVI, el gentilicio Querandí desaparece y es remplazado por la ambigua denominación de “Pampa”.

El caballo se reproduce en forma extraordinaria y es adoptado como transporte, para carga, como comida, se bebe su sangre y se incorpora al ritual, tras el proceso de transculturación Mapuche. Se adoptaron lanzas largas de mas de cuatro metro de largo, en sustitución del arco y la flecha, adecuándose a las tácticas de guerra. Así es como esos herederos culturales de los primeros cazadores recolectores que llegaron a transitar nuestra pampa, se convirtieron en cazadores de caballos y luego de vacas que vendían a Araucanos.

Este pueblo desapareció hacia la segunda mitad del siglo XVII, en manos de encomenderos encargados de su cristianización y dedicados a su explotación.

Por lo que se desprende de las crónicas jesuíticas del siglo XVIII, los Pampas eran grupos étnicos con distintos grados de Tehuelchización y principios Araucanización. Los Ranqueles ocupan las pampas cordobesas y de San Luis. En parte es una transformación de los antiguos Querandí, con aporte de los Giocos y los Chiquillanes del sur de Mendoza.

Los Pampas cordobeses o Picunche eran parte de los pampas Talud-Het. Hacia fines del siglo XIX no solo había étnias chilenas en la región pampeana, sino un sensible aumento de la araucanización, a partir de ese momento el grado de movilidad aumentó.

   

 

 

Bibliografía

Dick Edgard Ibarra Grasso, Argentina Indígena, año 1917; Maria M. Ottonello - Ana María Morandi, introducción a la Arqueología y Etnología. Diez mil años de Historia Argentina, año 1987; Salvador Canals Frov, Poblaciones indígenas de la Argentina, año 1955.

Evaristo Aguirre