Trabajos de Investigación >
Producción Lítica en la Región Pampaena: Margen derecha del Río Carcarañá Medio


Amalia M. Aguirre



Introducción

Este trabajo esta centrado en analizar según la propuesta de Collins 1992) los artefactos líticos encontrados en la Región Pampeana, más específicamente sobre la margen derecha del Río Carcarañá.

Para delimitar la zona rural en donde se ubican los hallazgos me extenderé desde la jurisdicción Casilda hasta la jurisdicción de Carcarañá.

El objetivo es analizar en que lugar de la secuencia de producción se encuentra el material, basándome en publicaciones de tipo teórico metodológico ( Collins 1992, Banforth 1986. Ericsson y Purdy 1984) y artículos de arqueólogos que trabajaron en la Región como Gonzalez y Lorandi ( 1959) , Oliva (2000) y Oliva - Fritegotto (2004), además de la observación del material en museos de la ciudad de Casilda.

“La secuencia de reducción de las piedras fue un hilo conductor privilegiado. Esto estimuló el análisis de los desechos líticos, ya que resultan útiles para ordenarla información…” (Bayón y Flegenheimer, 2003:71)

Antecedentes de investigación

Los arqueólogos que se mencionarán han trabajado cada uno en distintos puntos de la región pampeana

Para comenzar, uno de los primeros en postular una industria lítica en la región pampeana fue F. Ameghino (1909,1910) quien las llamó “industria de la piedra hendida” y una “industria de la piedra quebrada”.En Politis, G (1986 :7-49)

A partir de 1930 y por muchos años no existirá mayor interés por la arqueología lítica o prehistórica, encontramos solo un trabajo de Viani en 1930 referente a los materiales de Trenque Launquen. En 1936 Tapia efectuó excavaciones en Ojo de Agua y Las Hachas y propone que sus hallazgos líticos pertenecen al hombre del cuaternario. En Fernández, J (1982 :89-91)

Luego vino otra etapa, en donde se enfatizó en estudios tipológicos como los de Menghin y Bórmida (1950) quienes postularon la existencia de la “cultura”tamdilense. Posteriormente Bórmida(1960,1969) y Sanguinetti de Bórmida (1965,1970) postularon la existencia de dos “industrias” en el centro de la región: el Blancagrandense y el Bolivarense, ambas emparentadas con el Tandiliense.

Austral (1965) caracterizó una nueva “cultura” cercana a la costa atlántica que denominó Palomarence. En Fernández, (1982)

Para el sector norte de la región, los trabajos se han centrado en dos líneas de investigación, por un lado la descripción tipológica que dio lugar a la identificación de una “industria lítica” propuesta por González y Llorandi (1959).

Hacia la década del '70 Madrazo (1973,1979) cuestionó la antigüedad y las características de la tradición Tandiliense, incluyó concepto de ecología y elaboró otro esquema en el que introdujo en “nicho de cazadores pleistocénicos”

Un cambio metodológico importante se produjo a mediado de los 70, con la apariciónde la tipología propuesta por C. Aschero (1975) ,que estandarizó el análisis y la dedscripción del material lítico.Si bien esto se produjo a nivel nacional, tuvo fuerte repercusión en los estudios pampeanos

En los '80 Orquera (1981) (En Politis, G :1986) mediante fechado radiocarbónico coincide con la antigüedad propuesta por Menghin y Bórmida.

Características Ambientales

Según Pasotti y Castellanos (1967), la llanura pampeana de acuerdo a las condiciones tectónicas a las que estuvo sometida, se la divide en tres bloques: pampa levantada o pampa ondulada; pampa elevada o pampa pedemontana; pampa hundida o pampa de las lagunas. En Gavilan, Scarafia, Tamburini y Carleti :(2004)

La Región Pampeana, situada entre los 31° y 39° de Latitud Sur, se encuentra limitada el oeste por las actuales Provincias de San Luis y Mendoza, mientras que los bordes orientales están marcados por el río Paraná, el Río de la Plata y el Océano Atlántico. Se la subdivide "Pampa Húmeda" o "Pampa Oriental" y "Pampa Seca" o "Pampa Occidental" a partir isohieta de los 600 mm, que corre subparalelamente entre el límite entre la estepa o pseudoestepa (denominada fitogeográficamente como "Provincia Pampeana"; y el monte del espinal o "provincia del Espinal” (Cabrera, 1976).

La Región Pampeana o Pampasia constituye una dilatada llanura con escasos accidentes geográficos, En su borde occidental, se localiza un anillo medanoso que se extiende desde actual localidad de Bahía Blanca hacia la Provincia de La Pampa, finalizando en las proximidades de Córdoba y San Luis, y este área presenta muy pocos afloramientos terciarios o de rocas antiguas. Dentro de este paisaje, en la subregión Pampa Seca se localizan las Sierras de Lihuel Calel. La subregión Pampa Húmeda, por su parte, es una gran llanura constituída en su mayoría por sedimentos cuaternarios, en donde afloran dos cordones serranos: Sierras Septentrionales o Tandilla, y Sierras Australes o Ventania. En Oliva, F, Moyrano, Ruiz, Calamante y Solis : (2004)

“La palabra pampa evoca un paisaje característico: pastizales altos, interminables: lagunas bucólicas cuyas aguas siempre están reflejando bandadas de pájaros; vientos frescos que al atardecer amainan y, sobre todo, puestas de sol que se extienden muy rojas sobre el horizonte. Esta pintura del paisaje pampeano es muy real, pero sólo representa la porción oriental de las llanuras, lo que conocemos hoy como pampa húmeda. Hay también otra pampa en el occidente: una planicie árida con pastos ralos y arbustos espinosos esparcidos sobre suelo polvoriento, con bosques de caldén, algarrobos y chañar, donde el agua escasea. Esta parte de la llanura, surcada por algunos ríos que a veces se pierden en entre arenales, se conoce como pampa seca. Además, a pesar de que las extensas y uniformes llanuras son las predominantes, los sistemas serranos de Tandilla y Ventania en la pampa húmeda y las serranías bajas, entre las que se destaca Lihuel Calel en la pampa seca cortan estos horizontes planos y configuran paisajes más variados.
Los indígenas que vivieron en las pampas durante miles de años se pueden incluir en un tipo de organización socio- política y económica definida por los antropólogos como cazadores – recolectores.” En Politis; G (2000)

Concéptos Teóricos y Metodológicos

Para el análisis que yo propongo en este trabajo el modelo que propone Collins (1992) es el que considero más apropiado.

Según este autor:

“La “aproximación conductal” es una metodología que identifica e interpreta la evidencia de cómo fueron confeccionados y utilizados los instrumentos líticos. Esta aproximación permite la interpretación de estos instrumentos como expresión material pautada del comportamiento adaptativo del pasado.

Los modelos son medios efectivos de organizar relaciones complejas entre procesos y materiales. El objetivo puede ser una generalización o descripción o también una explicación. El presente modelo pretende afianzar el análisis comprensivo y la descripción. Los modelos efectivamente reducen los detalles de un proceso complejo a formas manejables, organizan los componentes del proceso y limitan el tópico a examinar.

Cualquier tecnología lítica específica está estructurada en respuesta a las necesidades de la cultura, elección, cualidad y conocimiento de los artesanos, así como de los factores, clase, cantidad y calidad de materia prima. Cuando el acceso a la materia prima o las necesidades culturales cambian, se producirán cambios en la tecnología. La estructura básica del modelo deriva de las propiedades físicas de la piedra a tallar y de la relación lineal entre los pasos de reducción.

El modelo generalizado de Collins está compuesto de cinco paso: 1) obtención del la materia prima; 2) preparación y reducción inicial del núcleo; 3) retallado primario ( primary trimming ) opcional; 4) retallado secundario ( secondary trimming ) y formatización opcional; 5) conservación /modificación opcional. Un conjunto de actividad puede incluir una o más actividades específicas y cada grupo consiste en dos clases de materiales: productos de desecho y objetos destinados a mayor reducción o a uso.” En Collins (1992)

El modelo tiene dos ejes, uno el ante descrito que indica el estado de reducción y el otro la condición o estatus :

A –Entero, no exhibe evidencias de abandono.

B –Entero, exhibe evidencias de abandono durante la manufactrura.

C-Roto, exhibe evidencias de fractura producida durante la manufactura.

D-Roto, causa de fractura no determinadas.

Otros autores como Purdy y Ericson (1984) entienden a la producción como un proceso de modificación con una intención.

El análisis que utilizan es el de debitage para reconstruir el sistema de producción lítica.

“El índice de debitage es el más generalizado. El índice de corteza nos da indicación de la extensión de la exportación de materia prima dentro del sistema. El índice de núcleos, es importante en el caso de que núcleos preparados sean “un medio de intercambio”. El índice de bifaces es el indicador de la manufactura de bifaces . Otros índices pueden ser creados según se necesiten para que sirvan como indicadores dediferentes estadios de producción lítica. Los patrones espaciales de estos índices describen componentes de un sistema de producción lítica.” En Ericson y Pudrí (1984)

Diferencian dos tipos de producción: secuencial , cuando la producción final es completada en el sitio de consumo y uso o cerca de él, y la producción irregular , cuando está dispersa a través de una región.

Los modos de transporte y la organización social son factores importantes que se deben considerar, ya que:

Distancia social y producción. La distancia social puede jugar un rol importante e influyente en la producción lítica. Si el tallador está relacionado o en contacto con el pretendido usuario de la herramienta puede responder directamente a las necesidades del consumidor. En tales casos, el tallador puede tender a producir artículos terminados a partir de la materia prima. Sin embargo, a medida que la distancia social se incrementa entre el tallador y el pretendido usuario de la herramienta, él puede tender a producir formas menos específicas o usar una estrategia mixta de terminación de artículos y blanks (preformas). La aparición transcultural de blanks y preformas como artículos de intercambio puede ser interpretada para demostrar la operación de este principio; por ejemplo, estos productos representan la respuesta de un tallador a un consumidor anónimo.” En Banforth (1986)

Banfort trabaja un concepto interesante de tener en cuenta: conservación; ya que como veremos está relacionado con la energía e importancia que requiere la producción de instrumentos líticos y con el espacio geográfico de los asentamientos.

La conservación, en este caso, ha jugado un importante papel, ya que estamos en una región donde la tarea de obtención de material tal vez no haya sido tan sencilla, convirtiéndose los recursos líticos como críticos en el Norte de la Región Pampeana.

“… la conservación produciría conjuntos que son sofisticados tecnológicamente y probablemente distintos en su forma, con instrumentos individuales usados para una variedad de objetivos previstos. Lo expeditivo produciría conjuntos que son más simples tecnológicamente y menos pautados en su forma porque la manufactura del instrumento es una respuesta inmediata a tareas específicas inmediatas…” En Banforth (1986)

Agregando que:

“… una estrategia logística, en la cual los alimentos son transportados hacia consumidores, estaría correlacionada con un instrumento en la conservación y mantenimiento de los instrumentos, ya que ambas son respuestas organizativas a las condiciones en las cuales mejorar la eficiencia resulta beneficioso.” En Banforth (1986)

“… en las áreas pobres en piedra, la conservación de la materia prima debe ser más importante que la energía gastada durante la producción.” En Banforth (op cit)

“Estos aspectos de la conservación están íntimamente relacionados con la disponibilidad de materia prima. Los déficits pueden ocurrir a causa de la escasez de materia prima regional o de patrones de comportamiento. Es posible que las razones del mantenimiento y reciclaje del instrumento disminuirán cuando tales déficits están ausentes y el costo de reponer el instrumento agotado es por lo tanto bajo.” En Banforth ( op cit.)

Análisis del Material:

Para este análisis me he basado en publicaciones sobre los artefactos que se encuentran en la Peña El Chingolo de la localidad de Carcarañá y en los materiales exhibidos en el museo Los Desmochados de la ciudad de Casilda , ambos localizados en el sudoeste de la provincia de Santa Fe. Apoyándome siempre en publicaciones que se han realizado sobre los mismos.

Los materiales los analizaré solo desde las características morfológicas, según el modelo propuesto por Collins. En el caso de carcarañá mencionaré algunos aspectos de uso de los artefactos.

Comenzando por los de la localidad de Carcarañá, por ser los primeros en ser analizados (en 1959 por Gonzales y Loranri ).

La colección lítica está comprendida por dos grupos:

El primer grupo, y el de mayor interés para estos investigadores, comprenden una serie de piezas talladas por percusión sobre cuarcitas y calcedonia a la que denominaron industria Cacaráñense. El segundo grupo ocupa piezas no incluidas bajo esa clasificación está representado por artefactos de piedra pulida (bolas de boleadoras, molinos y sus manos, morteros y sus manos y hachas de cuello).

El primer grupo es interpretado como “ cache ” (reservorio) constituido por 29 artefactos, de los cuales 16 en cuarcita: raederas, raspadores y cuchillos, artefactos de formalización sumaria y núcleos .En calcedonia son 11 :raederas , raspadores y cuchillos ,artefactos de formalización sumaria y desechos de talla. Y en arenisca ferruginosa solo 2 en forma globular sin evidencias de talla y con un leve pulido.

Según el modelo que propone Collins , este “ Cache ” podría ubicarse dentro del grupo V Me atrevo a ubicarlo en ese grupo porque lo estoy considerando como un todo ,ya que este grupo alude a la conservación :

“Uso : Estrictamente hablando , el uso de los instrumentos líticos tallados no es parte de la tecnología reductiva, pero se incluye en el modelo como un conjunto de actividades que produce utilización y/o desgaste de los objetos ( grupo V de productos ). Estos pueden ser dejados fuera de una participación activa en el sistema cultural o pueden ser reciclados.”( Collins, 1992: 56-57 )

Aunque el mismo está constituido por materiales que los deberíamos ubicar , según el modelo , en los grupos I (obtención del material):los elementos globulares, grupo II (preparación del núcleo) : los núcleos ,los desechos de talla y los artefactos de formatización sumaria y en el grupo IV (retallado secundario) : las raederas los raspadores y los cuchillos.

Para el segundo grupo de materiales La colección presenta un total de 81 artefactos y entre ellos se destacan:

Bolas de Boleadoras , 60 S/ Surco , 48. Morteros , 2. Molinos , 10. Manos de Morteros , 1. Manos de Molinos , 8

La producción de estos materiales se a efectuado por técnica de abrasión, picado y pulido.

El modelo no considera estas técnicas. Me arriesgo a decir que como son artefactos todos formalizados y los podría ubicar dentro del grupo IV A y D ( retalla secundaria enteros y rotos por causas diversas), donde estaría el punto de partida de la actividad., y porque algunos están fragmentados por los arados agrícolas.

Para la localidad de Casilda contamos con la colección del Museo Los Desmochados. Esta presenta un grupo de instrumentos arqueológicos diferentes desde el punto de vista de los grupos tipológicos, destacándose asimismo diferenciación en las materias primas, lo que conlleva a considerar aún más la amplia gama de rocas representadas.

Entre estos instrumentos se destacan:

-raspadores (2) cuyos promedios en tamaños oscilan entre los 43 mm de largo x 25 mm de ancho x 4 mm de espesor; raederas (2), con 50 de largo x 27.5 ancho x 6 de espesor; artefacto de formatización sumaria (1), de 29 largo x 12 ancho x 4 espesor y un escaso número de lascas y desechos de tamaños grandes, medianos y chicos (entre 10 y 35 mm de largo). Las materias primas que predominan son: calcedonia, cuarcita y cuarzo. Los demás artefactos de la colección están representados sobre un total de 85 instrumentos por:

Bolas de Boleadoras; 61 S/Surco: 53. Morteros; 1. Manos de Morteros; 14. Molinos; 9

De los primeros mencionados tenemos los raspadores y las raederas, los cuales los ubicaríamos en el grupo IV ( retalla secundaria) , ya que se exhiben como producto terminados. El artefacto de formatización sumaria. Los desechos y las lascas las ubico en el grupo II ( preparado del núcleo)

Los demás artefactos al igual que para los de la localidad de Carcarañá los podria ubicar en el grupo IV A y D ( retalla secundaria enteros y rotos por causas diversas) , por las mismas causas que para el caso de los artefactos de la localidad de Carcarañá.

Discusión

“La aplicación del modelo se hace desde la lógica de la inferencia , la cual depende de los datos y de las habilidades del analista.

Como todo modelo tiene sus limitaciones y una estructura bastante rígida.” (Collins:1992)

Para el caso de los materiales líticos con los que me he encontrado , el modelo me resulta de una utilidad parcial ya que solo considera la manufactura por técnica de tallado dejando fuera las técnicas de abrasión , picado y pulido .

Otro punto a tener en cuenta es la descontextualización de los hallazgos, ya que todos forman parte de colecciones de museos.

Las condiciones de hallazgo de material arqueológico ha estado relacionado con diversas formas y circunstancias de identificación;

a)- la gran mayoría de los instrumentos recuperados han sido puesto en evidencia por los trabajos agrícolas (especialmente arados, entre otras tareas agropecuarias) cuyo accionar sobre el terreno por parte del implemento agrícola, ha provocado que el material emerja a la superficie, como consecuencia de la remoción del suelo. En este sentido, el registro arqueológico en ciertos casos evidencia marcas de rotura, producto del impacto dado por la herramienta agrícola contra el artefacto

b)- de manera similar, los procesos erosivos han dejado en evidencia material arqueológico, quedando el artefacto expuesto sobre el terreno

Todas estas formas de identificación pueden ser consideradas fortuitas o azarosas, y como dice Moirano (1999 : 240) existe un sesgo del recolector aficionado que utiliza criterios de recolección que no son los mismos que los del arqueólogo, esto hace que queden afuera los desechos de talla o las pequeñas lascas , por ejemplo.

A modo de conclusión

A través de la observación y análisis de los materiales, se pueden ver estrategias de uso del espacio y un gran manejo de la energía humana ( presencia de reservorios de materiales con funciones diversas que pueden ir desde lo simbólico y lo funcional/ utilitario.)

Queda en evidencia la gran movilidad de los grupos que habitaban esta región, ya que el material lítico proviene de canteras muy alejadas, y diferentes como las del oeste (Sierras de Córdoba ) y las del sur (Sierras de Tandil y Ventana )

Podemos decir que los antiguos pobladores demuestra un gran conocimiento de la geografía de la región.

Bibliografía:

Aguerre, A. M, C. Gradín :
2004 :Arqueológia de la meseta basáltica pampeana. En : “La Región Pampeana-su pasado arqueológico- ”Editeres Carlos Gradín y Fernando Oliva. Ed. Laborde 2004.
Avila, Juan David. A ÑO Tesis de licenciatura inédita. ”Recursos líticos en el sector noroeste de la provincia de buena aires. La laguna Salalé como caso de estudio.”

Banforth, D. B.:
1986 : “Eficiencia tecnológica e instrumentos conservados”En América Antiguity, 51 (1) pp38-50
Bayón, C., Escola , P. y Flegenheinmer ,N. :
1995 ”Organización tecnológica Usos y abusos de esta propuesta”. En Arqueología Revista de la sección prehistoria UBA Nº5 1995 pp179-186
1999 “ Dime como ere y te diré de donde vienes:Procedencia de rocas cuarcitas en la region pampeana” En Relaciones de la Sociedad Argentina XXIV
2000 “Abastecimiento de rocas en sitios pampeanos tempranos recolectando colores” En los tres reynos Ediciones magna
2003 “Tendencias en el estudiodel material lítico” En Analisis , interpretación y Gestión en Arqueología En Sud América. Olavaria.
Collins, M.B. :
1992 : “Una propuesta conductual para el estudio de la arqueología lítica”En Etnia , Olavaria 1992 Bs. As. Argentina pp45-65
Ericson, J.E. y B.A. Purdy :
1984 :“Canteras prehistóricas y producción lítica”Cambridge University Press (capitulo 1)
Fernandez, J.
1982 “Historia de la arqueología argentina”. Asociación Cuyana de Antropología.
Mendoza. Argentina.
F. Fritegotto:
Frittegotto, G. A. :
2000 : ”Estratégias de movilidad y susistencia relacionadas con artefactos líticos del extremo norte de la región pampeana”. En Revista de la Escuela de Antropología, vol.5 Nov. Rosario Argentina. U.N.R. Facultad de Humanidades y Artes Escuela de Antropología.
Gavilán, M. ,G. Scarafia, D. Tamburini, S. Carleti :
2004 : ”Análisis tecnotipológicos de los desechos de talla lítica del sitio laguna Tunas Grandes. Trenquelaunquen , provincia de Buenos Aires.” En “ La Región Pampeana-su pasado arqueológico-“Editores : Carlos Gradín y Fernando Oliva. ED. : Laborde
Gonzalez, A.R. y A.M. Lorandi:
1959 : “Restos arqueológicos hallados en las orillas del río carcarañá, provincia de santa fe”. Revista del instituto de Antropología I. Universidad Nacionaldel Litoral, Rosario .Nami, H.G.:
1992 : “El subsistema tecnológico de la confección de instrumentos líticos y la explotación de los recursos del ambiente- una nueva aproximación” En Shincal 2:1992:33-53
Moirano ,J
1999 “ Aprovisionamiento de Recursos líticos y Variabilidad Artefactual en el sur de la sub-region pamp humeda:La revision de las colecciones particilares” En Relaciones de la Sciedad Argentina XXIV.
Leipus, M. :
2004 :”Tendencias en el uso de artefactos líticos de la subregión pampa húmeda: relación entre la morfología y función a partir del análisis de rastros de utilización “.En : “ La Región Pampeana-su pasado arqueológico-“ Editores Carlos Gradín y Fernando Oliva, Ed.: Laborde
Oliva ,F. ,y G. Frittegotto :
2004 :”Nuevas perspectivas de los hallazgos de Carcarañá” En :” La Región Pampeana-su pasado arqueoógico-“ Editores Carlos Gradín y Fernando Oliva .Ed. Laborde.
Politis ,G.:
1988 :“Paradigmas , modelos y métodos en la arqueología de la pampa bonaerense”. En : Arqueología Contemporánea Argentina. Actualidad y Perspectivas. Ediciones Búsqueda
1986 “Investigaciones arqueológicas en el area interserrana bonaerense” En Etnia Nº 32 Olavarria.
Politis , G :
2000 :” Los cazadores de la llanura” En :Nueva Historia Argentina ,Los Pueblos Originarios y La Conquista. M. Tarragó (Ed) Ed. Sudamericana. Bs. As.
Coth,N.,Desmons Clark y Giancarlo Ligabue :
1992 :”Los ultimos fabricantes de hachas de piedra” En Investigación y ciencia.
Valdeverde , F. :
2003 :”Análisis de los desechos líticos dde la ocupación inicial del sitio cueva Taxi (provincia de Bs. As.): cadena operativa de producción y técnicas de talla tempranas” En: Revista Relaciones Sociedad Argentina de Antropología Tomo XXVIII
Bs. As.